Sábado, 20 Enero 2018

Celebración de Cristo Rey

Written by  Cuca Ruíz Published in 1 minuto para Dios Jueves, 26 Noviembre 2015 09:45
Rate this item
(0 votes)

La Iglesia celebra la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo y con esta celebración culmina el año litúrgico.

Después de haber contemplado durante el año los distintos aspectos del misterio de Cristo: la espera de su venida, su nacimiento de la Virgen María en la extrema pobreza en un pesebre en Belén, su presentación al templo y su Epifanía, su bautismo en el Jordán, con lo cual comenzó su ministerio público, su enseñanza, sus milagros, su Transfiguración y su Pasión, muerte, resurrección y Ascensión al Cielo;en este domingo tenemos el gozo de contemplarlo resucitado y sentado en su trono de gloria en posesión de pleno poder sobre todos los hombres y sobre todo lo creado.

El próximo domingo, con el I Domingo del Adviento, comienza un nuevo año litúrgico, es decir, se comienza de nuevo a contemplar el misterio de Cristo. No hay peligro que alguien, en el breve espacio de su vida terrena, pueda agotar la contemplación de este misterio y desee pasar a otra cosa. No lo agotaremos en toda la eternidad, que consistirá precisamente en contemplar la gloria de Cristo.

Para que se entienda que su reinado es universal y que nada queda excluido a su dominio, Jesús mismo declara: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra".Él conquistó su realeza al precio de su pasión, como dice el himno cristológico:"Se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó y le concedió el 'Nombre sobre todo nombre', de modo que el nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos" (Fil. 2,8-10). No hay ningún lugar que se sustraiga a su reinado. El libro del Apocalipsis lo llama "Príncipe de los reyes de la tierra" y explica por qué ha merecido este título: "Al que nos ama y nos ha lavado con su sangre de nuestros pecados... a Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos" (Ap. 1,5.6).

Él no es solo  "Rey de los judíos"; es mucho más que eso: Él es Rey de todos los pueblos y de todo el Universo. El título: "Rey de los judíos" lo había dado Roma al sanguinario Herodes el Grande, para pagarle de esta manera su fidelidad incondicional al poder imperial. Jesús no quiere identificarse con Herodes ni con poder alguno de este mundo. Por eso responde: "Mi Reino no es de este mundo".

La segunda pregunta de Pilato es: "¿Por tanto, tú eres Rey?". Y a esta pregunta, en que se le atribuye el título de Rey sin ninguna limitación, Jesús responde afirmativamente: "Sí, soy Rey".

Sabemos que el título de Rey del Universo es un título escatológico, es decir, lo posee Jesús en su resurrección y se manifestará en su segunda venida gloriosa. Así lo profesa el Credo: "De nuevo vendrá con gloria a juzgar a los vivos y a los muertos, y su Reino no tendrá fin". Así lo expresa el evangelista Mateo en la escena del juicio final: "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria". "Pilato... hizo salir a Jesús y lo sentó en el tribunal, dice entonces Pilato a los judíos: “Aquí tenéis a vuestro Rey'". El que se sienta en el tribunal como juez es Cristo y por eso Pilato dice: "Aquí tenéis a vuestro Rey". Y por eso los judíos gritan: "¡Fuera, fuera!".

Jesús aparece ya sentado en el tribunal como ese Juez universal que veía Mateo. En el mismo hecho de condenar a Jesús, el mundo deja en evidencia su pecado y resulta juzgado y condenado. El que condena a muerte a aquel que dijo: "Yo soy la Vida", resulta condenado.  Jesús había declarado: "El Padre no juzga a nadie, sino que todo juicio lo ha entregado el Hijo, para que todos honren al Hijo como honran el Padre". Y había asegurado: "Para un juicio he venido a este mundo". Contemplemos entonces a Jesús sentado en ese trono (tribunal) como Juez universal y Rey universal. (Del texto de Mons. Felipe Bacarreza Rodríguez, Obispo de Santa María de Los Angeles (Chile), para la celebración de Cristo Rey, 2015.)



Read 1355 times