Sábado, 20 Enero 2018

El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz


Written by  Cuca Ruíz Published in 1 minuto para Dios Martes, 16 Junio 2015 10:55
Rate this item
(0 votes)

¿No parece insinuarse entre los hombres un sentido de desconfianza, de sospecha, de temor recíproco, hasta llegar a tener miedo los unos de los otros? ¿Cómo puede entonces  haber verdaderamente unidad y concordia?

Encontramos la respuesta en la Sagrada Escritura: “Sólo puede existir la unidad con el don del Espíritu de Dios, el cual nos dará un corazón nuevo y una lengua nueva, una capacidad nueva de comunicar.”

Esto es lo que sucedió en Pentecostés “...Esa mañana, cincuenta días después de la Pascua, un viento impetuoso sopló sobre Jerusalén y la llama del Espíritu Santo bajó sobre los discípulos reunidos, se posó sobre cada uno y encendió en ellos el fuego divino, un fuego de amor, capaz de transformar. El miedo desapareció, el corazón sintió una fuerza nueva, las lenguas se soltaron y comenzaron a hablar con franqueza, de modo que todos pudieran entender el anuncio de Jesucristo muerto y resucitado…” En Pentecostés, donde había división e indiferencia, nacieron unidad y comprensión. (Editado de la catequesis del Papa Benedicto XVI, 27/05/2012.)

“Señor Jesús, que el Espíritu que enviaste en Pentecostés a tu Madre y tus apóstoles, que trajo consigo el don de comunicación y aceptación entre los hombres, siga presente en estos tiempos, en los que tanto  necesitamos paz. Míranos con tus ojos llenos de misericordia y ayúdanos a vencer el mal en el que estamos inmersos; el mundo te necesita más que nunca ¡No nos abandones Señor!”.
 

Read 259 times