Martes, 23 Enero 2018

Custodiar la palabra de Dios

Written by  Cuca Ruíz Published in 1 minuto para Dios Jueves, 09 Abril 2015 19:00
Rate this item
(0 votes)

Custodiar la Palabra de Dios: ¿Qué cosa quiere decir esto? Custodiar la Palabra de Dios quiere decir que nuestro corazón se abre a aquella palabra como la Tierra se abre para recibir las semillas. La Palabra de Dios es una semilla que es sembrada. Y Jesús nos ha dicho qué cosa ocurre con la semilla, algunas caen a lo largo del camino, vienen los pájaros y las comen; esta Palabra no ha sido custodiada, esos corazones no han sabido recibirla. Otras caen en una tierra pedregosa y la semilla muere.

Jesús dice que aquellos que no saben custodiar la Palabra de Dios es porque no son constantes, cuando les sucede una tribulación se olvidan. Cuando cae en una tierra, donde hay espinas, ¿qué cosa son las espinas? son el apego a las riquezas, los vicios.

Custodiar la Palabra de Dios significa meditar qué cosa nos dice esta Palabra con lo que sucede en nuestra vida. Aprendamos de María, ella meditaba. Éste es nuestro trabajo espiritual. Meditar para encontrar cuál es la voluntad de Dios en mí, para luego vivir esa verdad, el día a día.

Pero esto no es un afán temporal, es una entrega total, es un trabajo. Custodiar la Palabra de Dios es buscar qué cosa significa cada cosa en cada momento, qué me quiere decir el Señor en este momento, cómo se entiende tal situación frente a la Palabra de Dios. Vivir la vida según la Palabra de Dios significa custodiar su Palabra.

La memoria es una custodia de la Palabra de Dios. Nos ayuda a recordar todo aquello que el Señor ha obrado en nuestra vida. Nos recuerda todas las maravillas de la salvación en su pueblo y en nosotros.

La Palabra de Dios es el mensaje que el Señor nos da en todo momento; por eso hay que custodiarla con nuestra memoria y también con la esperanza en su Misericordia. (Editado de la homilía del Papa Francisco, 08/06/2013.)

“Señor, ayúdame a reflexionar ¿cómo custodio tu Palabra? ¿cómo mantengo ese sentimiento de asombro y de gozo, al meditar en tu Palabra? ¿cómo atesoro esas semillas, para que los pájaros del campo no se la coman y los vicios no la sofoquen? Jesús quiero que tu Palabra guíe todos los actos de mi vida. Dame la gracia de recibir la Palabra de Dios y custodiarla cuidándola todos los días para que crezca y también la gracia de tener un corazón que no se canse en esta entrega a tu amor…”

Read 591 times