Martes, 23 Enero 2018

Acompañar a Dios

Written by  Cuca Ruiz Published in 1 minuto para Dios Lunes, 23 Febrero 2015 18:00
Rate this item
(0 votes)

La Palabra de Dios nos llama, trazando la línea de conducta a seguir para estar preparados para la venida del Señor. En el Evangelio de Lucas, Jesús dice a los discípulos: "Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y la inquietudes de la vida... Estad despiertos en todo tiempo, rogando". Por lo tanto, sobriedad y oración.

Y el apóstol Pablo añade la invitación a "crecer y rebosar en el amor" entre nosotros y hacia todos, para que se afiancen nuestros corazones y sean irreprensibles en la santidad.
En medio de las agitaciones del mundo, o los desiertos de la indiferencia y del materialismo, los cristianos acogen de Dios la salvación y la testimonian con un modo distinto de vivir, como una ciudad situada encima de un monte. "En aquellos días, anuncia el profeta Jeremías, Jerusalén vivirá tranquila y será llamada 'El Señor es nuestra justicia'".
La comunidad de los creyentes es signo del amor de Dios, de su justicia que está ya presente y operante en la historia, pero que aún no se ha realizado plenamente y, por ello, siempre hay que esperarla, invocarla, buscarla con paciencia y valor. (Del texto de Papa Benedicto XVI, 2/12/2012.)

"Señor, tú me has mirado a los ojos y has dicho mi nombre....Tú me has escogido y me has invitado a seguirte" Ayúdame a que tenga la fuerza de serte siempre fiel, ayúdame para que viva según tus enseñanzas, ayúdame a que, mientras sea tu voluntad, siga mandando estos mensajes a mis hermanos..."

Read 1491 times