Sábado, 24 Febrero 2018

El Reino de Dios

Written by  Cuca Ruiz Published in 1 minuto para Dios Domingo, 12 Octubre 2014 19:00
Rate this item
(0 votes)

El "cielo" no debe ser entendido sólo en el sentido de esa altura que está encima de nosotros, pues ese espacio infinito posee también la forma de la interioridad del hombre.


Jesús compara el Reino de los cielos con un campo de trigo para darnos a entender que dentro de nosotros se ha sembrado algo pequeño y escondido, que sin embargo tiene una fuerza vital que no puede suprimirse.
A pesar de los obstáculos, la semilla se desarrollará y el fruto madurará. Este fruto será bueno sólo si se cultiva el terreno de una vida según la voluntad divina.
Por eso, en la parábola de la cizaña, Jesús advierte que, después de la siembra por parte del dueño, mientras todos dormían, aparece el enemigo que siembra la cizaña. Esto significa que tenemos que estar preparados para custodiar la gracia recibida desde el día del bautismo, alimentando la fe en el Señor, que impide que el mal eche raíces. (Del Papa Benedicto XVI, 17/07/2011.)

"Señor, no permitas que me duerma en mis laureles creyendo que soy buena y perfecta. No, tengo que cuidarme de los ataques del enemigo y de mi propia debilidad; tengo que tener bien protegida mi alma estando siempre alerta, fortaleciéndome con la oración, alimentándome con tu cuerpo, cuidando de no separarme de ti, permitir que estés en mí en todo momento. Porque tú eres mi protección y mi fuerza. Del enemigo malo protégeme Madre Santísima".

Read 460 times Last modified on Lunes, 13 Octubre 2014 12:48