Sábado, 20 Enero 2018

Comunión de vida con Dios

Written by  Cuca Ruiz Published in 1 minuto para Dios Domingo, 21 Septiembre 2014 19:00
Rate this item
(0 votes)

Nuestra relación con el Señor es la que dona luz al resto de todas nuestras relaciones. Esta comunión de vida con Dios, uno y trino, es posible porque por medio del Bautismo hemos sido injertados en Cristo; hemos comenzado a ser una sola cosa con Él. Sólo en Cristo podemos dialogar con Dios Padre como hijos, de lo contrario no es posible. En comunión con el hijo podemos decir como él dijo: "Abbá". En comunión con Cristo podemos conocer a Dios como verdadero Padre.

Por esto la oración cristiana consiste en mirar constantemente y de manera nueva siempre a Cristo, hablar con Él, estar en silencio con Él, escucharlo, obrar y sufrir con Él. El cristiano redescubre su verdadera identidad en Cristo, primogénito de toda criatura, en quien residen todas las cosas. Al identificarme con Él redescubro mi identidad personal, la de hijo auténtico que mira a Dios como a un Padre lleno de amor. No olvidemos que a Cristo lo descubrimos y lo conocemos como persona viva en la Iglesia. La Iglesia es su Cuerpo. (De la homilía del Papa Benedicto XVI, 3/10/2012).

"Jesús, sé que solo estando contigo y tú en mí, puedo tener el privilegio de llamar "padre" a Dios. Puedo contarte mis penas y mis alegrías. Puedo escucharte o puedo solo estar en silencio escondida en tu divino corazón. Solo podré descubrir realmente quien soy y para qué estoy aquí si escucho tus palabras y solo lograré llegar al final, a la meta, si vivo todos los instantes de mi vida cumpliendo tu voluntad".

Read 570 times